Cómo hacer que un perro y un gato se lleven bien en casa

Tener animales que son de especies completamente diferentes puede ser un desafío. No todos se llevan bien al principio. Sin embargo, muchas personas piensan que los animales como los gatos y los perros son enemigos mortales, lo que en realidad no es cierto. Tienen sus diferencias, pero eso no significa que no puedan compartir el mismo espacio. Requerirá algo de entrenamiento y paciencia, pero se puede conseguir.

Sin embargo, muchas personas no saben introducir una nueva mascota en la casa. Si quieres saber más sobre el tema, este artículo es perfecto para ti. Aquí puedes aprender por qué debes separar la comida del perro y del gato, por qué al principio debes ponerlos en diferentes habitaciones y cuándo traer una nueva mascota a casa. ¡Disfruta!

¿Cómo introducir un nuevo perro y gato?

Los perros y los gatos son especies diferentes; tienen diferentes necesidades y personalidades. Es por eso que no puedes simplemente elegir un perro, nombrarlo y llevarlo a casa a convivir con tu gato. Lo mismo es cierto viceversa. Los gatos y los perros necesitan tiempo para adaptarse a la situación, y tu objetivo debe ser hacerlos sentir cómodos, pero al mismo tiempo respetar la naturaleza de su especie.

Aquí hay algunas reglas y sugerencias que te pueden ayudar:

  1. Pon al gato y al perro en habitaciones separadas al principio y observa cómo actúan. Si parecen relajados y no muestran signos de agresión, puedes continuar con el siguiente paso.
  2. Deja que se reúnan en una zona neutral (por ejemplo, el patio trasero). Observa sus reacciones y detente si parecen estresados o agresivos. Puedes volver a intentarlo más tarde, pero no tan pronto. Si ves que empiezan a reaccionar de forma agresiva entre ellos, es mejor que los dejes solos durante dos días más o menos.
  3. Alimenta a tu nueva mascota por separado de la anterior durante al menos unos días (incluso si se llevan bien). De esta manera, permanecerán tranquilos y cómodos.
  4. Cuando notes que tu gato y tu perro ya no muestran signos de agresión, puedes comenzar a presentarlos. Para este paso, es mejor ponerlos juntos en la misma habitación y usar golosinas como recompensa por su buen comportamiento. Deja que se olfateen y disfruten el momento, pero mantente siempre alerta, para que puedas controlar la situación en caso de tensión.
  5. Si todo va bien, puedes dejar que pasen más tiempo juntos (por ejemplo, jugar juntos, dormir juntos, etc.). Sin embargo, tendrás que supervisarlos durante un tiempo para asegurarte de que nada salga mal. Está atento a sus lenguajes corporales y trata de notar signos de estrés antes de que las cosas se salgan de control.

¿Debo alimentar a mi gato y a mi perro por separado?

Si tu perro se porta bien y no actúa de manera agresiva con tu gato, no hay razón por la que debas mantener su comida separada. Sin embargo, si tienes un perro que constantemente intenta robar la comida de tu gato o incluso atacarlo, entonces es mejor si separar sus comidas. De lo contrario, tu gato puede estresarse o enfermarse debido a una mala alimentación. Lo mismo ocurre al revés.

¿Por qué los gatos bufan cuando los perros se acercan?

Los gatos son animales muy territoriales; por lo tanto, no les gustan demasiado los perros. Cuando un gato ve que un perro se le acerca, bufa porque quiere estar solo. Un gato sabe que podría lastimarse si trata de pelear con un perro; por lo tanto, elige defenderse bufando de inmediato. Si quieres que tu gato y tu perro se lleven bien, entonces tienes que enseñarles a ambos que está bien que estén cerca el uno del otro sin ninguna tensión o intimidación.

¿Cuándo es el momento adecuado para traer otra mascota a la casa?

Cada situación es única, pero en general, el mejor momento para introducir una mascota en tu hogar es cuando tu gato o perro es más joven. Un cachorro o un gatito que tiene menos de 6 meses generalmente aceptará a otros animales más fácilmente que un animal adulto. También puedes intentar hacer una introducción lenta, lo que significa que traes a tu mascota a tu casa y dejas que se acostumbre a tu gato o perro poco a poco.

¿Cuándo separar a tu perro y gato?

Hay muchas ocasiones en las que tendrás que separar a tu gato y perro por diferentes motivos. Por ejemplo, si planeas irte de vacaciones y dejar solas a tus mascotas, debes separarlas unos días antes de partir. De esta manera, se acostumbrarán a estar solos y no se sentirán tan estresados ​​como si los separaras de inmediato.

Además, si una de sus mascotas se enferma o se lesiona, debe mantenerlas separadas por un tiempo. De esta manera, no sentirán el miedo y el estrés del otro, y si uno de ellos se pone agresivo por la enfermedad o lesión, no causarán mucho daño.

Conclusión

Cuando ya tienes una mascota, puede ser un desafío traer a alguien nuevo a casa. Sin embargo, ser dueño de un gato o un perro no debería impedirte cumplir tus deseos de tener muchas mascotas. Solo necesitas seguir varias reglas.

Si quieres que tus animales se lleven bien entre sí, debes respetar la naturaleza de su especie y estar siempre atento a su comportamiento. Debes saber cómo introducir una nueva mascota correctamente en casa, alimentar a tus mascotas por separado si es necesario y separarlas antes de que ocurran problemas de agresión.

Además, recuerda proporcionarles comida, agua y refugio adecuado; llévalos al veterinario al menos una vez al año; y dales mucho cariño cuando lo necesiten. Así no se pondrán celosos y podrán divertirse juntos.

 

1 Click Vet – Veterinario a domicilio en Madrid