Los 6 problemas de salud más comunes en los gatos

Al igual que los humanos, los gatos pueden experimentar problemas de salud durante el transcurso de sus vidas. Informarse sobre los problemas de salud mas comunes en felinos es importante para tener conocimiento y poder evitar problemas graves, así como saber detectar síntomas preocupantes desde el inicio para que tu gato pueda recibir un tratamiento rápido.

Enfermedad del tracto urinario inferior felino

Esta enfermedad abarca una variedad de condiciones que afectan la vejiga y la uretra de un gato. Los síntomas incluyen esfuerzo para orinar, sangre en la orina, lamerse el área o llorar debido al dolor y orinar fuera de la caja de arena. La enfermedad del tracto urinario se ve a menudo en gatos que tienen sobrepeso, que hacen poco ejercicio y comen una dieta seca. Puede ser provocada por el estrés u otros cambios repentinos. Cualquier problema con la micción debe tomarse en serio y requiere atención veterinaria inmediata.

Vómitos y/o Diarrea

Los problemas estomacales pueden ser causados ​​por una serie de problemas, incluyendo la sensibilidad a los medicamentos o a un alimento nuevo, comer un agente extraño o una toxina, o una condición médica como parásitos, problemas hepáticos o cáncer. Si los vómitos o la diarrea persisten, empeoran o se acompañan de otros síntomas preocupantes, asegúrate de ponerte en contacto con tú veterinario.

Pulgas

Aunque son una molestia, afortunadamente los problemas de pulgas son fáciles de tratar. Un problema de pulgas es relativamente fácil de detectar: ​​el gato se rascará con frecuencia y puede experimentar pérdida de pelo, además notarás las pulgas que parecen como pequeñas bolitas negras. El tratamiento de las pulgas de un gato requiere un medicamento oral, un baño, un polvo o un medicamento tópico; pídele consejo a tu veterinario. Una vez que las pulgas se hayan ido, inicia a tu gato en un régimen de prevención de pulgas para protegerlo y evitar este problema en el futuro.

Enfermedad bucal

La mejor manera de prevenir enfermedades dentales es cepillar los dientes de tu gato con regularidad, con la mayor frecuencia posible e idealmente todos los días. Sin un cuidado dental regular, tu gato puede desarrollar gingivitis, úlceras y dientes flojos. Los síntomas incluyen mal aliento, encías rojas e hinchadas, babeo excesivo y manoseo en la boca. Los problemas dentales son dolorosos y no son divertidos para tu gato, así que busca atención veterinaria si notas estos síntomas.

Obesidad

El sobrepeso supone para tu gato estar expuesto a varios problemas de salud, como diabetes, dolor en las articulaciones y problemas hepáticos. Tu veterinario puede decirte si el peso de tu gato es preocupante y cómo manejarlo, pero también puedes hacer una evaluación rápida en casa. Un gato con un peso saludable debe tener una cintura perceptible cuando se ve desde arriba y un pliegue en la barriga cuando se ve desde un lado.

Infeccion de las vias respiratorias altas

Comúnmente causado por una infección viral, los gatos pueden experimentar problemas respiratorios que van de leves a graves. A menudo implican secreción nasal, estornudos, tos, ojos llorosos y fiebre. Muchos de estos virus son contagiosos entre los gatos. Si no se tratan, algunas infecciones respiratorias pueden empeorar progresivamente, por lo que es mejor consultar con su veterinario para obtener el mejor tratamiento.

 

 

1 Click Vet – Veterinario a domicilio en Madrid